¿Tipos de Flujo de caja y para qué sirve el Cash Flow?

financiamiento a pymes

Para saber si un negocio está siendo rentable con el tiempo, o no, hay que tener la vista puesta en los ingresos y egresos. Por esa razón, una de las primeras cosas que debe aprender un emprendedor es el llevar un sano flujo de caja, además de los diferentes tipos de financiamiento a pymes por si llegara a necesitar ayuda para mantener la rentabilidad del negocio.

También llamado cash flow, el flujo de caja es un informe económico y financiero, el cual indica que nuestro negocio tiene liquidez al vigilar la entrada y salida de dinero. Calcular este indicador no es un ejercicio complicado, sólo basta con tener a la mano datos fiables y ayudarnos con herramientas informáticas pues facilitan mucho esta tarea. 

De igual manera, es indispensable conocer los distintos tipos de flujo de caja que, como emprendedores, nos ayudarán a lograr el crecimiento del negocio.

Flujo de caja operativo

Este tipo de flujo de caja sólo toma en cuenta las entradas y salidas de dinero del negocio, sin fijarse en detalles como los intereses bancarios, adquisición de activos fijos, rendimiento de aplicaciones, entre otros. Básicamente, no muestra el saldo que poseemos en el banco, solo observa los movimientos de la operación respecto a la producción de la empresa.

Flujo de caja de inversión

Es el resultante de las entradas y salidas de dinero que provienen de la inversión en los productos financieros. Generalmente, las deudas en este apartado son convertibles en liquidez si se decide adquirir herramientas como compra de maquinaria y edificios.

Este estudio busca ofrecer una correcta valoración del proyecto de inversión a lo largo del tiempo y se apoya con la indagación de los indicadores Valor Actual Neto y la Tasa Interna de Rendimiento.

Flujo de caja financiero

Aquí se analizan las entradas y salidas de capital de una empresa como resultado de su actividad económica. Entre los elementos a considerar en este estudio se encuentra la pérdida en materias primas, gastos de personal, superávit de provisiones u otras operaciones comerciales.

¿Por qué es importante tener el control del cash flow en nuestra pyme?

Principalmente, tendremos una mejor visión de los recursos disponibles a corto y largo plazo, asimismo, podremos tener un mejor control de las finanzas al tener claridad sobre la liquidez del negocio. Este último punto es vital para no cometer errores como un análisis erróneo que nos haga creer en un falso crecimiento. 

Cómo aprovechar el financiamiento a pymes para un buen manejo del cash flow

En Chile existen diversos mecanismos de financiamiento los cuales son de mucha ayuda para tener un sano flujo de caja y apoyar a las pymes para competir dentro de la industria.

Así, como opción de financiamiento está el leasing, el cual es un arrendamiento de un bien capital a una institución por un plazo determinado. También es posible pedir un crédito bancario, aunque nada nos asegura que nos lo otorguen pues los bancos casi siempre reservan este apoyo a empresas grandes. Si tan solo observamos que, a nivel mundial, hay una necesidad de crédito insatisfecha de 2.1 – 2.5 trillones de dólares, resulta difícil pensar en optar por esta vía. 

En consecuencia, hay otro camino para obtener financiamiento por medio del factoring. Este consiste en ceder las cuentas por cobrar de nuestros clientes a una empresa financiera, a su vez, la institución de factoring nos dará el dinero de las facturas inmediatamente. 

Gracias al factoring es posible mantener el flujo de caja en buenas condiciones, donde no se verá alterada la rentabilidad del negocio pues tendremos el dinero que necesitamos para seguir operando.