¿Quiénes intervienen en una operación de factoring?

En los últimos años, los servicios de factoring han estado ganando terreno en Chile, especialmente a través de la cesión de facturas por medios electrónicos. Esto se debe a que aportan grandes beneficios tanto a pequeñas como medianas empresas, permitiéndoles contar con liquidez en pocos días para continuar con su operatividad. 

Dadas las dificultades presentes en el mundo de los negocios, es importante tener conocimiento de las alternativas financieras que tenemos para poder solventar gastos empresariales. Por lo que, aquí hablaremos de los aspectos involucrados dentro del sistema de factoring, en caso de que estés considerando contratar el servicio. 

Agentes del factoring: ¿quiénes son y qué función cumplen?

El sistema de factoring ayuda a la financiación a corto plazo de los negocios a través de la cesión de facturas. El documento (factura) pasa a manos de la empresa de factoraje y es ella quien da liquidez a una pyme adelantando el cobro. Además, se hace cargo de la administración y gestión de la cobranza, para que el deudor cumpla con el pago de dicha factura. En suma, se traspasan los derechos de la deuda a cambio de solvencia. 

1. El cedente

El cedente se refiere a la empresa —generalmente pyme— que está dispuesta a ceder los derechos de una o varias facturas al servicio de factoraje para obtener el pago de éstas mucho antes de fecha estimada de cobro. Usualmente, las facturas se llevan a un plazo de hasta 60 días o más, sin embargo, con el factoring podemos recibir el dinero entre 5 y 10 días. 

Algunas de las razones por las que una pyme busca este sistema de financiamiento es para poder cumplir con obligaciones tales como pago de nómina, proveedores, servicios y más, gastos que suelen quedar desfasados con el pago de los clientes. En este sentido, el factoring es una opción para poder tener el dinero en el momento en que lo necesitamos.  

2. El deudor

Por su parte, el deudor es el cliente o distribuidor que debe pagar las facturas, y el cual pasa a estar bajo la supervisión de la empresa de factoring. Una vez que el cedente ha traspasado los derechos de las facturas, el deudor entabla una relación con el servicio de factoraje.    

Debido a que el cedente es una pyme en crecimiento, el caso más probable es que el deudor (cliente de la pyme) sea un negocio con mayor poder adquisitivo; aun así, la empresa de factoring se encarga de revisar la capacidad de ingresos que tiene el deudor y su nivel de responsabilidad para asegurar el pago de las facturas.

3. El factoring

Finalmente, el factor es la empresa que ofrece el servicio de factoring, y que asesora al cedente sobre los posibles escenarios en relación con el deudor. Se encarga de adelantar el cobro de facturas a las pymes y de comunicar al deudor la cesión de éstas, para llegar a acuerdos sobre el pago. La relación entre las tres partes (cedente, deudor y factor) requiere de la iniciativa del primero que, a través de una necesidad de acción, busca tener los ingresos de sus facturas. Es por esto que el factor aparece como una pieza para dar respuesta y asesoramiento eficaz, capaz de ofrecernos soluciones de financiamiento, a través de los distintos tipos de factoring.

Artículos Relacionados