Los problemas más comunes en la gestión de una Pyme

gestión empresarial

Si tenemos como meta lograr la rentabilidad de nuestro negocio y hacerlo crecer, es necesario llevar a cabo una buena gestión empresarial.  En este sentido, resulta indispensable identificar algunos de los problemas más comunes en las empresas pues, si tomamos en cuenta que un gran porcentaje de las pymes fracasan antes de los tres años, podría ayudarnos a evitar situaciones como las siguientes.

1. Errónea definición de los objetivos e identidad de la pyme

En ocasiones fallamos en determinar el objeto de nuestra empresa, es decir, en crear una identidad propia la cual marque la diferencia ante la competencia. Dicho problema, compromete la conexión del cliente con nuestra pyme, además de demostrar confusión en los trabajadores u organización de la empresa.

2. Incorrecta administración contable

A veces, al emprender un negocio, no tenemos idea de varias prácticas fiscales o de control a fin de mantener la rentabilidad o no tener problemas en torno a la liquidez. De esta forma, el principal problema al que se enfrentan las pymes es el incorrecto manejo de la contabilidad en la empresa.

En este punto, es importante rescatar el beneficio de realizar una conciliación de los estados de cuentas bancarias. A través de ella, será más fácil determinar nuestras ganancias y pérdidas pues consiste en cotejar los ingresos y egresos para compararlos con el extracto bancario de cada mes.

Asimismo, no llevar una adecuada programación de facturas, es una práctica errónea en la gestión empresarial que afecta directamente al sano flujo de caja. Por ende, es vital mantener una buena rotación de cuentas por cobrar, pues nos brinda un buen financiamiento el cual será de mucha ayuda para el crecimiento de nuestra empresa.

3. No llevar un orden o numeración de las órdenes de compra  

Por medio de una orden de compra, (un documento oficial) se establece una relación comercial entre un proveedor y el cliente. En dicho documento, se registran las compras del consumidor, así como el medio de pago junto a la fecha de entrega.

Organizar adecuadamente las órdenes de compra, nos brinda la posibilidad de tener las cuentas claras de nuestros egresos y pérdidas, al igual que es una forma de comprobar la legalidad del negocio. Sin duda es una base fundamental para una óptima gestión empresarial.

4. Escasos recursos tecnológicos

La tecnología es una gran aliada para nuestra gestión empresarialdebido al desarrollo de nuevos programas o aplicaciones de gestión como un software de contabilidad, Appspara controlar gastos, entre otros. De esta manera, es posible llevar un margen de control, gestionar mejor el tiempo para dedicarlo a distintos procesos de negocios y muchas ventajas más.

5. Falta de programas de capacitación y formación de empleados

No está demás decir que la falta de un personal calificado puede comprometer el óptimo desempeño y producción de nuestra empresa. En consecuencia, debemos invertir en el capital humano para garantizar el crecimiento a largo plazo de la pyme. Así, debemos animarnos a promover cursos de capacitación o formación de empleados con el objetivo de tener buenos resultados a futuro.

6. Poca previsión para afrontar problemas financieros

Una correcta gestión empresarial se lleva a cabo gracias a la implementación de estrategias de negocios que permitan minimizar cualquier riesgo financiero en el negocio. 

Definitivamente, es importante identificar y corregir problemas como el incorrecto manejo de las órdenes de compra o facturas, porque pueden dañar la rentabilidad de nuestra empresa.  Adelantarse a cualquier dificultad con ayuda de herramientas especialmente diseñadas para las pymes nos garantizará una correcta gestión empresarial, donde se genere un escenario de crecimiento para nuestro emprendimiento.