Las operaciones de factoring contra el cierre empresarial

operaciones de factoring | flujos de caja

Uno de los problemas a los que se enfrentan las PYMES es no poder solventar sus deudas, pues, tan solo en el primer trimestre de 2019, se registró una participación del 65% de las pequeñas empresas en el monto total de mora de 441.890 empresas chilenas evaluadas.

Esto afecta a muchos emprendimientos, pues se ven obligados a cerrar por endeudamiento antes de su tercer año. Por esa razón, es indispensable conocer las razones y la forma de atacar una posible falta de recursos en las PYMES.

5 razones que provocan el cierre de una PYME

1. Escasas ganancias

Muchas empresas enfrentan los estragos generados por la depresión o recesión, las cuales afectan nuestras finanzas y la industria, teniendo como resultado un bajo o nulo crecimiento económico. 

A pesar de esto, debemos seguir cumpliendo con las obligaciones empresariales como pagar salarios, mantener un inventario, gastos de producción, pago de servicios, entre otros. Al no presentarse ingresos suficientes, la contabilidad presentará números negativos, afectando nuestro capital, lo que incluye terrenos, equipos, instalaciones y demás activos necesarios.

2. Baja demanda

Esto sucede cuando nuestro mercado, no necesita el producto o servicio que ofrecemos. Por ello, antes de iniciar con un proyecto empresarial, debemos analizar si lo que producimos es realmente factible para seguir adelante con el negocio o si en el mercado conseguiremos consumidores realmente dispuestos a comprar nuestro producto porque lo quieren y necesitan.

No prestar atención a la demanda del producto será una mala decisión pues, por muy buenas que parezcan, algunas ideas no son rentables.

3. Malos flujos de caja e ineficaces planes estratégicos

Los ingresos y un correcto sistema administrativo son ejes indispensables para mantener vivo nuestro negocio. Si no hay entrada de dinero o se ejerce un manejo incorrecto de este, la empresa cierra porque necesitamos saldar cuentas e invertir en nuevos productos con el fin de preservar su rentabilidad. 

En consecuencia, no es recomendable abrir un negocio cuando no tenemos capital ahorrado, así que debemos elaborar un buen plan de negocios y hacer uso de soluciones financieras como las operaciones de factoring, estas son excelentes aliadas para tener liquidez en nuestra empresa.

El factoraje es un proceso donde cedemos nuestras facturas a una entidad financiera, la cual gestionará la cobranza. A cambio, obtendremos el efectivo necesario al instante que nos permitirá continuar con las operaciones de nuestro negocio, haciéndolo más rentable.

4. Nuestro personal

Un factor clave en el declive empresarial, es el equipo de personas que trabajan en el negocio. Para evitar este problema, necesitamos contar con el personal ideal en los puestos correctos.

De esta manera, nuestro equipo debe estar altamente capacitado, con las destrezas o habilidades necesarias para desempeñar sus labores de forma sobresaliente. Asimismo, mantener un ambiente laboral adecuado, donde haya buenas relaciones, nos ayuda a incrementar su productividad. 

Nuestra empresa debe considerar a sus trabajadores como un recurso muy valioso con el objetivo de estimular el buen espíritu empresarial.

5. La competencia

Sin duda, es muy complicado ganar la fidelidad de los consumidores debido al gran número de empresas con los mismos targets. Además, muchas de éstas ofrecen los mismos productos o bienes a precios más económicos para el cliente, razón por la cual se generan dificultades en la solvencia de nuestro negocio.

Estos motivos son comunes en las empresas y, para evitarlos, debemos implementar planes de negocio correctos, analizando el mercado o ayudándonos con las operaciones de factoring, que son altamente efectivas y nos apoyarán para seguir con nuestro plan empresarial, manteniendo sanos flujos de caja y la rentabilidad de la PYME.