La importancia de tener varias fuentes de financiamiento

apoyo financiero para negocios

Uno de los objetivos de todo emprendedor es lograr que su pyme salga del denominado “período de incubación” para empezar a crecer. Para esto, es necesario tener un flujo estable de dinero, no solo para invertir en nuevos proyectos, sino para solventar cualquier gasto que repercuta directamente en la productividad del negocio. 

Es en este punto, donde comenzamos a preguntarnos por los diversos métodos de financiamiento que existen, con el objetivo de tener alternativas en caso requerir dinero inmediato. A continuación, compartimos por qué es importante que una empresa tenga varias fuentes de financiamiento, y cómo el factoring puede formar parte de esta estrategia. 

1. Logro de objetivos

Todo negocio requiere de efectivo para poder cumplir con sus objetivos a corto y mediano plazo sin importar la etapa en la que se encuentre.  Por ejemplo, en el nacimiento de la empresa, es necesario contar con los recursos para poder invertir en la atracción de clientes y realizar estudios de mercado; mientras que, en la etapa de desarrollo, es importante disponer de dinero para el pago de materia prima y empleados, con el objetivo de impulsar el crecimiento y atender la demanda de los clientes. 

2. Innovación

Tener un esquema de financiamiento permite invertir en tecnología para optimizar las actividades del negocio. Puede ser en equipos, estrategias digitales, entre otros materiales. Esto ayudará en el cumplimiento de proyectos y a encontrar más áreas de oportunidad en el mercado. 

3. Flujo de caja

Disponer de dinero en efectivo es importante para realizar el pago de remuneraciones, servicios y proveedores a tiempo. Tener apoyo financiero para negocios contribuye a cancelar todos aquellos gastos urgentes, evitando generar multas o recargos por morosidad. 

4.  Crecimiento

Si nuestra empresa está en periodo de expansión, seguramente requeriremos de dinero para financiar mayores gastos operacionales, invertir en distintas áreas de la empresa, captar de nuevos clientes, buscar nuevo talento humano, capacitar a nuestro personal, entre otras acciones. 

5. Plazos de cobro extensos

En ocasiones, los periodos de cobro son muy extensos, por lo que pueden surgir desfases entre los ingresos y los pagos de la empresa. Por lo tanto, contar con alternativas que aporten liquidez de manera rápida, evitará que detengamos la productividad del negocio. 

6. Atraso en el pago de facturas

Dentro de los problemas que puede presentar una empresa, está el atraso o morosidad de los clientes en el pago de sus facturas, lo cual puede llevarnos a no poder hacer las retribuciones salariales a nuestros empleados o hacer el pedido de más materia prima. Tener distintos apoyos financieros nos ayuda a adelantar algunos pagos para cubrir nuestras necesidades inmediatas. 

El factoraje para fortalecer nuestras finanzas

El factoring es una herramienta que ha sido pensada como apoyo financiero para negocios pequeños y medianos que necesiten de dinero rápido y sin tantos requerimientos. La empresa cede los derechos de cobro de su factura o facturas a una compañía de factoring y se obtiene a cambio el dinero pendiente, restándole tan solo un pequeño descuento a favor del factor.

Este sistema es muy útil cuando ha habido morosidad por parte de los clientes o el plazo para el cobro es muy amplio, ya que podremos disponer de dinero sin poner en riesgo nuestra relación con los clientes y sin recurrir a créditos con el banco.

Es importante que al momento de decir cuáles serán nuestras fuentes de financiamiento consideremos cuáles son los proyectos que se tienen a futuro, y cuáles son las necesidades de nuestra empresa. De esta manera, nos inclinaremos por aquel apoyo que puede brindarnos soluciones efectivas y sin complicaciones.