Incorporación de la innovación digital en el factoring

factoring para pymes

El sistema de factoring para pymes ha resultado ser una excelente alternativa de financiamiento, porque le permite a nuestra empresa mantener su caja de flujo estable. Este servicio nos ayuda a obtener liquidez a partir de la venta de facturas por cobrar, lo que hace que entre capital a la empresa sin recurrir a créditos bancarios. 

Ahora bien, actualmente estamos frente a una era de cambios e innovaciones tecnológicas que han venido a agilizar y facilitar muchas de las tareas administrativas de un negocio. Dentro de este panorama, las empresas de factoring también se han visto beneficiadas por las nuevas herramientas, las cuales favorecen notablemente su gestión.

Tecnología y factoring

Al incorporar las nuevas tecnologías en el factoring para pymes se optimizan muchas tareas, por ejemplo, el manejo y control de la cartera de clientes, el análisis de riesgos, el proceso de cobranza, entre otros. No obstante, para aprovechar estos beneficios, es necesario que las empresas de factoraje identifiquen sus áreas de oportunidad y establezcan objetivos para ir incorporando estos sistemas

Digitalización

Entre las tareas más importantes del factoring está la recaudación de información, por lo que las herramientas digitales ayudan a disminuir el papeleo para disponer de forma inmediata de datos útiles para las negociaciones.

Tener la información digitalizada contribuye a generar reportes más completos, dar soluciones más rápidas a los clientes, así como tomar decisiones efectivas basadas en contratos anteriores. Además, ayudan a guardar las facturas de manera organizada, lo que permite tener un mayor control de las fechas de vencimiento. 

Automatización

Algunas de las nuevas herramientas dan la oportunidad de automatizar procesos para que sean mucho más rápidos y eficientes. Entre las opciones que tienen está la programación de recordatorios para anticipar las fechas de vencimiento, el envío correos para la recaudación de información, realización de cálculos y más. 

El objetivo es que se pueda disminuir el tiempo de operación y obtener resultados rápidos de tareas que suelen hacer manualmente de forma repetitiva. 

Robotización

El implemento de ciertas maquinarias que ejecuten órdenes sencillas va de la mano con la automatización, la diferencia con la robotización es que, en este caso, las computadoras podrán tomar ciertas decisiones y corregir algunos procesos en función de las órdenes o comandos que le carguemos al sistema. De esta manera, se gana tiempo y agilizamos muchos de los procesos que requiere el factoring.

Machine Learning y ciencia de datos

El Machine Learning y la Ciencia de Datos son innovaciones que se encargan de aprender sobre la información que se les da para deducir el comportamiento de los datos. Esto es útil para áreas de estadística y programación porque generan un modelo que permita sacar conclusiones. 

En el factoring esto es especialmente relevante para el análisis de riesgos, porque con base en los datos financieros de los clientes y deudores, se puede prever si habrá retraso o incumplimiento en el pago de las facturas. 

Ecosistemas digitales

A la par de integrar estas herramientas, las empresas de factoring deben conocer cuáles son las tecnologías que sus clientes utilizan, puesto que esto ayudará a identificar los medios más efectivos para estar en comunicación con ellos. Tomar esto en cuenta hará que puedan entregar respuestas en el momento indicado para agilizar las negociaciones. 

Con las nuevas tecnologías las empresas de factoring no solo optimizan sus procesos, sino que, además, nos ayudan a encontrar soluciones efectivas a nuestros problemas financieros, gracias a que disponen de la información necesaria para evaluar nuestra situación.