Haz crecer tu empresa: trabaja con servicio público

escalar una empresa

Si nuestro emprendimiento está cada vez más consolidado y se han generado ingresos de forma recurrente, quizá es buen momento para empezar la etapa de escalamiento. Para ello, es importante revisar nuestra estrategia y modelo de ingresos, y definir nuevos objetivos para acelerar el aumento de ventas y abrir nuevas líneas de negocio. Esto nos ayudará a posicionarnos como una empresa competitiva en el mercado y capaz de generar un impacto en la economía local y regional. 

De hecho, escalar nuestra empresa es importante incluso si queremos contribuir al desempleo del país, pues son las PyMES quienes dan empleo a más del 50% de los trabajadores del territorio. Entonces, al crecer nuestra empresa, también damos oportunidad a que otras personas se integren a nuestro equipo. 

Pero qué alternativas hay para escalar una empresa. Como ya se mencionó, ampliar los horizontes es esencial, y qué mejor que buscar clientes que tengan una solvencia estable, que no afecte a la larga nuestro flujo de caja por incumplimientos de facturas. Aquí los beneficios de hacer crecer un negocio, trabajando con servicios públicos.

Ventajas de trabajar como proveedor del Estado 

Toda venta es segura

Trabajar con servicios públicos disminuye el riesgo de impago o retrasos. Es probable que se deban cumplir una serie de requisitos, y contar con ciertos documentos que avalen la legalidad de nuestro negocio, para poder colaborar con ellos; pero, una vez que se ha efectuado el contrato, el pago llegará en los plazos acordados. 

De hecho, el gobierno de Chile integró el portal de Pago Oportuno y la plataforma de compras públicas “Mercado Público”, con el propósito de aumentar los niveles de eficiencia y disminuir los tiempos de pago de los organismos del gobierno a sus proveedores.

Los volúmenes de transacciones son más altos

No es un secreto que el Estado destina una cantidad importante del presupuesto público a la contratación de proveedores, por lo que, al trabajar con él, se nos abre la oportunidad de aumentar nuestro número de órdenes de compra y, por tanto, de nuestros ingresos. Incluso, dado los volúmenes de sus compras, un par de facturas podrían ayudarnos a cumplir con otras demandas financieras del negocio y mantenernos a flote. 

Sirve como futuras referencias. 

Una vez que un organismo público ha aceptado adquirir nuestros productos o servicios, tenemos un contrato de referencia que puede ayudarnos a ser considerados por otras dependencias. También puede ser un buen referente, si queremos llegar a empresas privadas más grandes, pues sabrán que ofrecemos calidad y cumplimos con lo que ofrecemos. Por otro lado, si se vuelve una constante participar con ellos, puede mejorar nuestros estados financieros y abrirnos puertas a créditos bancarios. 

Cobertura más amplia

Si decidimos inscribirnos a la plataforma de “Mercado Público”, nuestras ofertas de productos y servicios podrán llegar a todo el país. Ahí están registrados 850 organismos públicos, que constantemente lanzan licitaciones para recibir propuestas que cubran con sus necesidades. Esto, además, nos permite estar al tanto de las demandas del Estado e ir ajustando nuestra empresa (si se considera oportuno), para encontrar nuevas líneas de negocio e incrementar nuestra rentabilidad. 

En conclusión, trabajar con servicios públicos es un buen camino para potenciar las finanzas y escalar una empresa. Obviamente, siempre es importante no valernos sólo de la administración pública, sino buscar constantemente otras alternativas para aumentar las ventas; no obstante, es una forma segura de obtener óptimos ingresos que nos permitan seguir invirtiendo en nuestro negocio. Además, existen soluciones financieras que permiten cubrir las órdenes de compra, en caso de que no contemos al instante con el dinero para iniciar la producción de mercancía o la operación del servicio.