Factoring vs Crédito ¿Cuál me conviene más?

factoring empresarial

El factoring empresarial y el crédito bancario, son dos formas de financiamiento utilizadas por las empresas. Aunque su uso está muy extendido en el mercado empresarial, cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas. A continuación, veamos cuál de estas nos conviene más para impulsar y hacer crecer nuestro negocio.

¿En qué consiste el factoring empresarial?

El factoring empresarial es un tipo de financiamiento a través del cobro anticipado de facturas. Consiste en ceder nuestro derecho de crédito a una empresa que presta el servicio de factoring, la cual se encargará del cobro de la factura, siempre y cuando, la misma tenga un plazo de vencimiento inferior a dieciocho días desde la fecha de su emisión.  

Así, por la cesión de nuestro derecho de crédito, recibiremos financiamiento inmediato, que bien podemos destinar para previsiones sobre impuestos, nuevos pedidos o ver si existen posibles desviaciones. Esta fórmula es tan popular que, tan solo en 2018, se cedieron 4.310.911 facturas en el país.

Crédito bancario, la otra opción

Se trata de una forma de financiamiento otorgado por bancos a todo tipo de empresas para satisfacer distintas necesidades como la adquisición de bienes, pago de proveedores, etc. Para obtener un crédito bancario, debemos demostrar nuestra solvencia económica y capacidad de pago a fin de garantizar a la entidad financiera que nuestros ingresos son suficientes para pagar la deuda y sus intereses.  

¿Qué ventajas nos trae cada tipo de financiación?

Ventajas del Factoring empresarial

  • Brinda un financiamiento rápido y a corto plazo. 
  • Ayuda a mantener una buena relación con nuestros clientes al generar confianza y evitar retrasos futuros en la cobranza de las facturas.
  • Nos ahorra el tiempo destinado a las tareas de cobranza, el cual podemos ocupar para realizar otras operaciones de negocios.
  • Mejora nuestro flujo de caja.
  • No genera deudas, pues se trata de un intercambio de derechos de cobro.
  • Dado que las empresas de factoring cuentan con personal capacitado en el ámbito financiero, estas pueden ofrecernos asesoría al respecto.
  • Su acceso tiene menor grado de burocracia en comparación al crédito bancario.

Ventajas del crédito bancario 

  • El crédito bancario nos permite financiar en una sola operación la adquisición de bienes.
  • Informa sobre la deuda que tenemos con el banco.
  • La realización de los pagos es bastante sencilla, porque generalmente la liquidación se hace a través de cuotas .

Desventajas de ambas formas de financiamiento 

Desventajas del crédito bancario

Desventajas del factoring empresarial 

  • Las empresas de factoring cobran una comisión por cada operación realizada debido al crédito. Sin embargo, estas comisiones no superan el 5% y pueden estar sujetas a negociaciones con la empresa que presta el servicio
  • Puede generar incomodidad frente a los deudores. Pero no debe asustarnos, pues esto solo ocurre si no les informamos a nuestros clientes la modalidad de cobro de las facturas. Además, el cliente no tendrá la misma capacidad de negociar con nosotros un retraso del pago

Con ello, podemos concluir que el factoring es una opción más segura para la salud financiera de nuestro negocio, además de ser la más conveniente si tomamos en cuenta que los créditos bancarios pueden establecer plazos de mínimos de varios meses.