El éxito de nuestro negocio: cuentas por cobrar y por pagar

cuentas por cobra | cuentas por pagar

En el ámbito empresarial, el éxito de nuestro negocio depende de muchas variables que bien gestionadas, conducen a la rentabilidad y estabilidad de nuestra pequeña o mediana empresa. El correcto manejo de las cuentas por cobrar y de las cuentas por pagar son factores importantes que llevarán a nuestra empresa a mantener liquidez o un sano flujo de caja.

De acuerdo con lo expuesto, le daremos atención a estos dos conceptos orientados a las necesidades de las PYMES.

1. Cuentas por cobrar

Estas abarcan el dinero que deben pagar nuestros clientes por concepto de bienes, mercancías o servicios los cuales han sido entregados previamente a crédito y, con ello, adquirieron el compromiso de consignar los pagos dentro de un plazo mutuamente acordado.

En términos contables, las cuentas por cobrar son un activo corriente, futuras promesas de pago que nuestro cliente asume a cambio de un servicio/producto de nuestra empresa.

El hecho de que nuestra PYME maneje cuentas por cobrar es evidencia tácita de que disponemos políticas de crédito para clientes a fin de aumentar las ventas. Sin embargo, debemos tener presente los diferentes riesgos y costos de tales políticas, como impagos o atrasos en las cuentas.

Importancia de las cuentas por cobrar para las PYMES

Nuestra empresa debe contar con claras gestiones para este tipo de cuenta, pues el buen flujo de caja depende de ello y necesitamos tener la liquidez necesaria para cumplir con otros compromisos como:

  • Salarios de los empleados
  • Inversiones
  • Realizar el pago de servicios
  • Saldar deudas con nuestros proveedores dentro del plazo

Para ello, debemos llevar un registro completo en vías de tener una mejor gestión donde la información básica del cliente como su nombre, dirección, teléfonos o datos de contacto, monto de deuda, vencimiento del plazo de pago, productos o bienes facturados y los abonos realizados. Toda esta gestión nos ayudará en la cobranza y tendremos información para evaluar a quienes se les puede conceder más crédito o descuentos. 

Asimismo, se puede contar con el buen apoyo de la tecnología, a través de algún software que nos facilite un registro más organizado, pero debemos asegurarnos de contar con el conocimiento o personal capacitado para manejar estos programas administrativos.

2. Cuentas por pagar

Por otro lado, estas cuentas son las obligaciones o deudas que adquiere nuestra empresa, ante acreedores y proveedores, a cambio de los servicios y bienes que nos ofrecen para llevar a cabo nuestra actividad económica. Tales obligaciones suelen ser:

  • Pagos por equipos, mercancía o materia prima recibida
  • El pago de los salarios de nuestros empleados
  • Alquileres o arriendos
  • Servicios básicos como el agua, aseo, electricidad, telefonía e internet

Las cuentas por pagar pueden ser a corto o largo plazo, mejor conocidos como pasivos corrientes y no corrientes, respectivamente. En el primer caso, los pagos suelen ser diarios o mensuales, y en el segundo caso superan el año.

Importancia de las cuentas por pagar para las PYMES

Una excelente gestión al cumplir con las normas administrativas establecidas en los plazos de pago generará respeto, confiabilidad y una buena reputación entre nuestros proveedores, acreedores y clientes, lo cual nos favorece ante las entidades financieras al momento de solicitar créditos o financiamientos.

Lo más importante, es que el buen manejo de estas cuentas le permitirá a nuestra empresa estar solvente y reducir el riesgo de pérdidas o fraudes.

Sin duda, el éxito de nuestra PYME radica en la excelente y detallada gestión de los activos circulantes y pasivos corrientes (cuentas por cobrar y por pagar), esto es el primer factor que nos producirá un buen flujo de caja.