¿Cuál es el impacto del retraso en pagos de facturas?

apoyo financiero para negocios

Las pequeñas y medianas empresas son cada vez más la principal fuente de trabajo en Chile; tan sólo en el 2018 las pymes generaron el 70% de la fuerza laboral, lo cual supone un apoyo importante para la economía y desarrollo del país. Sin embargo, la mayoría de las ocasiones mantenerlas funcionando resulta más esfuerzo del pensado, ya que usualmente no se cuenta con la fluencia económica necesaria para sostenerlas.

Una de las razones principales por las que una pyme puede sufrir una crisis económica, es por el retraso constante que sufren en la cancelación de sus facturas. Este fenómeno generalmente sucede cuando las ventas tienen un plazo de cobro extenso, pero es necesario cubrir otros gastos como el pago a proveedores, impuestos, nómina u otros servicios.

Algunas de las consecuencias que pueden darse en la producción y gestión de nuestra empresa por el retraso del pago de las facturas son las siguientes:

Auto-financiamiento

Al momento de sufrir retraso en el pago de las facturas, nuestros activos no generarán el efectivo que requerimos para cubrir otros gastos, lo cual ocasiona que tengamos que auto-financiar nuestro negocio para seguir operando. Al no contar con los recursos para operar, se compromete la ejecución de otros proyectos y la calidad de nuestro servicio con los demás clientes. Además, al auto-financiarnos, recurrimos a capital que teníamos considerado para próximos proyectos dentro de la empresa o, incluso, para propósitos personales.

Pérdida de empleados

Al no contar con la liquidez económica para cubrir todos nuestros recursos, también debemos prescindir de nuestro capital humano. En ocasiones, el apoyo de nuestros empleados puede resultar benéfico para que la calidad de nuestros productos y servicios no disminuya, pero si el salario de las personas se ven comprometido de manera regular, es probable que no se pueda dar la retención de nuestro personal.

Aumento de costos de financiamiento

Dado que no contamos con la solvencia económica para sostener nuestra producción y operación, recurrimos a créditos y financiamientos con instituciones bancarias que te tienen un costo asociado, lo que se traduce en un gasto adicional para la empresa. Generalmente las tasas de interés son altas y el trámite para obtenerlos puede ser largo y complejo; incluso, puede que ni siquiera se obtenga aprobación por parte del banco.

Por otra parte, si nuestra empresa tiene retrasos constantes en la cancelación de sus facturas, es probable que no contemos con la solvencia necesaria para cubrir la deuda en los plazos establecidos, lo que nos llevará a tener una mala reputación financiera y a un pago excesivo de intereses, cuya tasa aumenta en el período de mora o retraso. Esto en el futuro generará que tengamos problemas para acceder a otro tipo de crédito o financiamiento adicional.

Anticipo de Facturas

Sin embargo, actualmente se cuentan con varias herramientas de  apoyo financiero para negocios que nos permiten contar con dinero de inmediato para cubrir nuestras necesidades empresariales. El Anticipo de Facturas es una solución ideal para el retraso de pago de nuestras facturas, ya que es un sistema de financiamiento que nos permite venderle nuestras facturas a la compañía que ofrece este servicio, a cambio de una tasa de interés mínima.

¿Cómo funciona?

La empresa que te ofrece este apoyo financiero para negocios, evaluará tu negocio y la deuda de tu cliente para aprobar la cesión de facturas. Una vez que se firma el contrato, recibes de inmediato un porcentaje del monto las facturas definidas. No tendrás que lidiar con el proceso de cobranza, ya que ellos se encargarán de eso e, incluso, en caso de que el deudor no cumpliera con el pago, ellos apoyaran en todo el proceso de cobranza buscando no afectarte o a tu empresa.