¿Cómo se realiza la contabilidad de factoring?

sistema de factoring

Recientemente, el sistema de factoring, como línea de financiación a corto plazo, se ha convertido en una solución efectiva para mantener la liquidez del flujo de caja de nuestras pymes, pues mediante este mecanismo se anticipa el pago de facturas a nuestros proveedores. Con base en esto, surge la pregunta: ¿cómo podemos asentar estos movimientos en la contabilidad de nuestra empresa?

Para contabilizar el factoring, debemos tener en cuenta si nuestra empresa asume o no los riesgos de los créditos comerciales. En caso de que la entidad de factoring se haga responsable de la deuda si el cliente no pueda pagar a tiempo, se conoce como factoring sin recurso; mientras que, si nuestra empresa es la que asume tal riesgo, se trata del factoring con recurso.

Contabilidad del factoring sin recurso

En este caso, quedamos libres de responsabilidad ante la entidad de factoring, pues ésta se hará cargo del impago del deudor. Para asentar este proceso hay que seguir sencillos pasos, los cuales analizaremos junto con un ejemplo:

Nuestra empresa, a través del sistema factoring, cede una factura por $20.000, la entidad de factoring cobra $200 de gastos financieros por el servicio, $157,36 de intereses por el anticipo de la factura y un porcentaje de retención del 10 por ciento. 

1. En la admisión o en Debe, asentamos el monto de la factura, $20.000, bajo la descripción: clientes por operación de factoring.

2. El monto de la factura la desglosamos, colocando en Debe los siguientes montos y descripciones:

  • Banco: $17.642,64
  • Gastos por operaciones de factoring o servicios bancarios: $200
  • Tasa de descuento por operaciones de factoring: $157,36
  • Operaciones de retención: $ 2.000

3. En el cobro o Haber se coloca el monto total de la factura, $20.000, bajo la descripción: clientes por operación factoring.

4. Si el deudor paga dentro del plazo de tiempo, la empresa del factoring devuelve el monto del porcentaje de retención y se asienta en las columnas del Debe y Haber.

5. Si el deudor no cumple con el pago al vencimiento de la factura, se contabiliza la pérdida de la retención, bajo la descripción: pérdida de la retención por créditos comerciales.

Contabilidad del factoring con recurso

En este caso, nuestra empresa responde por la solvencia de la compañía deudora ante la entidad bancaria; para contabilizarla usaremos el mismo ejemplo anterior y seguimos estos pasos:

1. Se formaliza la operación de factoring, para esto se sigue el mismo paso 1 de la sección anterior.

2. El monto de la factura la desglosamos en la columna de Debe y colocamos los montos bajo las descripciones:

3. En el cobro o Haber se coloca el monto total de la factura, $20.000, bajo la descripción: deudas por operación factoring.

4. Si el deudor paga dentro del plazo de tiempo, se asienta la eliminación de la deuda por el factoring en Debe y Haber.

5. Si el deudor no cumple con el pago al vencimiento de la factura, se clasifica para el cliente como dudoso y se asienta la pérdida por el deterioro del crédito.

Contabilizar el sistema de factoring es importante para nuestra empresa, pues nos permitirá llevar un registro preciso de estas operaciones, teniendo en cuenta que, así como existen beneficios, también hay riesgos que debemos asumir. En este escenario, una buena contabilidad permitirá evaluar nuestros próximos gastos.