¿Como hacer que el flujo de tu caja sea eficiente?

hacer flujo de caja

El flujo de caja es un indicador financiero que nos permite conocer la liquidez de nuestra empresa. Para elaborarlo, es importante tener al día la información contable del negocio, pues esto nos ayudará a obtener los ingresos y egresos de un periodo determinado y así evaluar de cuánto dinero disponemos. Hacer este proceso correctamente contribuirá a tomar mejores decisiones y utilizar el efectivo de forma eficiente. 

¿Para qué sirve el flujo de caja?

  • Detectar si contamos con el efectivo suficiente para nuestros proveedores y cuentas pendientes.
  • Estudiar nuestra posibilidad de realizar inversiones.
  • Analizar la rentabilidad de nuestro negocio.
  • Mantener una estructura sólida para enfrentar las amenazas del mercado.
  • Establecer fechas de pagos de deudas.
  • Decidir qué gastos recortar para optimizar la liquidez.

¿Cómo hacer flujo de caja?

Como emprendedores puede parecer una tarea difícil realizar el flujo de caja, pero siguiendo algunos consejos básicos podremos elaborarlo sin confusiones.

  • Reunimos la información financiera de nuestro negocio. Nuestro balance general y estado de resultados, nos permitirán calcular el saldo inicial para el flujo de caja.
  • Identificamos de dónde proviene el dinero de nuestra empresa. Probablemente nuestro principal ingreso sea por las ventas que realizamos, por lo que también deberemos identificar si fueron realizadas al contado o por medio de créditos. En caso de dar nuestros productos o servicios a crédito, también deberemos contar con los plazos e intereses de los mismos.
  • Definimos un periodo a analizar. Regularmente el flujo de caja se realiza de forma mensual, pero también es posible realizarlo en distintos periodos de tiempo, como semanal, bimestral o semestral.
  • Determinamos los gastos fijos que tiene nuestro negocio. Estas son nuestras obligaciones mensuales como arrendamientos, servicios de luz o internet y créditos bancarios. Además deberemos incluir nuestros gastos de producción.
  • Realizamos un cálculo con nuestra información. Primero, debemos sumar todas nuestras fuentes de ingreso, a la cantidad resultante, le restamos el total de nuestros gastos y el resultado será el saldo final que deberemos comparar con nuestro saldo inicial.

Errores comunes al hacer flujo de caja

Para evitar que nuestro flujo de caja contenga errores, debemos evitar las siguientes prácticas que tienden a ser comunes.

  • No contar con información confiable. Al no tener datos reales nuestros cálculos serán erróneos, por lo que debemos asegurarnos de contar con información actualizada y de acuerdo al periodo de tiempo que queremos analizar.
  • Utilizar el dinero de la empresa para gastos personales. Los pequeños empresarios muchas veces confundimos el efectivo de la empresa con nuestra ganancia personal. Es importante separar los negocios de lo personal para evitar problemas a futuro.

Además, es importante conocer los conceptos básicos de toda gestión, considerar como efectivo únicamente cuando se paga o se cobra, y evitar usar este recurso para actuar de inmediato, es mejor utilizarlo para planificar e ir evaluando el terreno a futuro. 

El flujo de caja es uno de los indicadores financieros más importantes como emprendedores, ya que, a través de este, podremos conocer la liquidez y rentabilidad de nuestro negocio. Este se realiza conociendo nuestros ingresos, gastos y costos de producción por un periodo determinado, por lo que es necesario tener todos los registros actualizados para que sea lo más confiable posible.