¿Cómo hacer crecer tu PyME de manera más rápida?

crecimiento de una pyme

Como emprendedores no solo buscamos que nuestro negocio sea rentable, sino que, además, crezca día con día. Para ello, es necesario estar actualizados, brindar un buen servicio al cliente, ampliar nuestras estrategias de marketing y estar al día con nuestras obligaciones. Esta vez compartiremos algunas formas para impulsar el crecimiento de PyME, contando con los métodos de financiamiento adecuados para mantenernos competitivos. 

3 formas de impulsar el crecimiento de tu negocio

1. Financia tus órdenes de compra

Si bien, tener un elevando número de órdenes de compra significa más ventas para el negocio, no contar con el dinero suficiente para invertir en los recursos de operación puede impedirnos hacer las entregas en el plazo acordado. Para no ver afectada nuestra relación con los clientes, una solución a este problema es el ordering o anticipo de órdenes de compra. 

Por medio de este servicio podemos obtener el porcentaje necesario para pagarle al proveedor, cumplir con los pedidos y satisfacer a nuestros clientes. Tampoco tendremos que rechazar nuevas solicitudes, al contrario, podremos comprometernos con más clientes, ofreciéndoles un servicio de calidad. 

Usualmente, este préstamo se da cuando las órdenes de compra provienen de empresas grandes o del gobierno, y como un impulso inicial antes de contar con una factura. Una vez que el servicio o producto se entrega, podemos emitir la correspondiente factura, la cual es financiada rebajando el ordering otorgado y obtenemos como anticipo el saldo, lo cual se cancelará completo a la empresa de factoring al pagarse la factura,  

2. Anticipa tus cuentas por cobrar

Ahora bien, no podemos depender netamente del financiamiento de nuestras órdenes de compra. Para seguir avanzando es necesario tener el control de nuestras cuentas por cobrar. De lo contrario nuestros ingresos se retrasarán demasiado y nos estancaremos cancelando las obligaciones de nuestro negocio.

El factoring nos permite obtener liquidez inmediata de nuestras facturas transfiriéndolas a un tercero. Este nos pagará un porcentaje de las cuentas para que le cedamos los derechos de la deuda, aplicando una tasa de descuento. Posteriormente, la empresa de factoring se encarga de notificar la cesión y efectuar la cobranza en el plazo establecido. 

Utilizando este método el dinero puede llegarnos en menos de una semana para que dispongamos del capital prontamente. Además, para obtener el préstamo se requiere de menos requisitos que un crédito bancario. Solo necesitamos una factura y que el cliente tenga solvencia para poder realizar el pago. Generalmente, estas empresas realizan un estudio del cliente para determinar su nivel de cumplimiento o de morosidad. 

En este sentido, el factoring evita que tengamos que recurrir a deudas innecesarias y podamos conseguir dinero inmediato para seguir invirtiendo en nuestro negocio. 

3. Acudir a soluciones digitales

Las aplicaciones digitales nos ayudan a administrar mejor nuestra PyME y ahorrar tiempo en trámites rutinarios. Son una solución eficaz, incluso en temas de financiamiento, ya que nos permiten acceder a múltiples servicios de manera rápida. En Factorclick ofrecemos servicios de factoring y ordering de manera online, con acceso desde nuestra página web y app móvil para IOS o Android, con el propósito de realizar solicitudes en cuestión de minutos. 

Solo es necesario realizar un registro, indicar qué documentos deseamos financiar y olvidarnos del resto. Como un beneficio añadido, esta tecnología se sincroniza con nuestros sistemas de facturación digital para que todo siempre esté disponible y al alcance.

Disponer de esta tecnología ayuda a que nos enfoquemos aún más en estrategias que impulsen el negocio, y solucionemos de forma rápida cualquier imprevisto monetario. 

Un emprendedor siempre debe buscar que su negocio crezca, y qué mejor que valiéndose de estrategias de financiamiento que ayuden a hacerle frente a extensos períodos de pago. Sin duda, con este apoyo, lograremos tener un crecimiento de PyME constante y firme.