¿Cómo digitalizar tu pyme y no endeudarte en el intento?

pequeñas y medianas empresas en Chile

En la última década hemos entrado a una era de continua innovación tecnológica, obligando a las empresas a tomar decisiones que replantean la forma de operar y desarrollar sus negocios.

Es por esto que digitalizar las pequeñas y medianas empresas en Chile se ha vuelto indispensable para lograr hacer más eficientes los procesos y proyectar ganancias a futuro.

Plan de digitalización

Digitalizar nuestra empresa requiere de un acabado plan, no basta con transformar un proceso de papel y lápiz a otro en la nube. Se debe preparar a nuestro equipo, revisar metas y, adicionalmente, realizar paso a paso una implementación en la que se estudien los procesos ya existes, sus debilidades y fortalezas, para evitar cometer los mismos errores en los procesos digitales.

En Chile, el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo ha creado “Digitaliza tu pyme”, un programa que busca dar herramientas a las pequeñas y medianas empresas para poder aumentar sus ventas, disminuir sus costos y estimular una relación provechosa con sus clientes y proveedores. 

Si eres un emprendedor que quiere comenzar hoy la digitalización, puedes hacer un “Chequeo Digital” inmediatamente.

Objetivos empresariales

Los principales objetivos que una empresa debe alcanzar para llevar a cabo un correcto plan de digitalización son los siguientes:

Mejorar la productividad:  si la empresa cuenta con aplicaciones que mejoren la gestión, esto aportará seguridad y eficacia. Lo que traerá como resultado un servicio más rápido y una mejor atención al cliente.

Aumentar las ventas: debido a que tendremos más alcance para promovernos. También deberemos contar con canales de atención a clientes para atender las demandas ofreciendo una rápida respuesta. El cliente estará muy satisfecho de saber que sus dudas se podrán aclarar en todo momento.

Disminuir gastos: una de las mejores ventajas que ofrece la digitalización de una empresa es evitar gastar tanto en papel como en mensajería o repartidores. Los clientes podrán recibir tanto facturas como comprobantes de pago directamente a su correo electrónico y los proveedores podrán facturarnos de la misma manera.

Tener mayor control sobre el negocio: cada movimiento, ya sea de dinero o productos quedará registrado de manera ordenada, así no será necesario tener cientos de anotaciones, nos evitará la tarea de buscar un documento específico que tal vez se perdió en algún descuido. Por otra parte, tener este control sobre todo lo que ocurre con dinero y productos evitará robos dentro de la empresa.

Así como nuestra contabilidad y facturas electrónicas se encontrarán disponibles online, las herramientas de Simulación OnLine de facturas en línea para evaluar las mejores ofertas de financiamiento en tiempo real para el crecimiento digital de tu pyme.

Medir resultados

Llevar un registro de los resultados ayudará a corregir esos detalles que no estén funcionando, así como continuar o potenciar las estrategias que estén dando resultado, estudiando el porqué de este éxito. 

Es importante tener en cuenta que un negocio digitalizado nunca termina de estar expuesto a cambios, los KPIs pueden variar, el tipo de medición, el target y los productos pueden sufrir cambios dado el contexto. La internacionalización, por ejemplo, podría resultar en cambios profundos tanto de estrategia como de análisis de resultados.

Seguridad digital

A la hora de pactar o comenzar a utilizar servicios digitales debemos considerar la seguridad tanto de nuestros datos como de nuestros clientes. 

Conseguir certificados digitales, adquirir servicios en la nube que ofrezcan las garantías suficientes para respaldar y cuidar nuestras bases de datos, archivos históricos digitalizados, o incluso, la licitación o instalación de servicios de pago que garanticen transacciones seguras, son parte fundacional de tu estrategia digital.