¿Cómo ayuda la ley de pago a 30 días a cobrar tus cuentas?

Ley de pago de 30 días en Chile

Las PyMES se han convertido en el soporte de la mayoría de las economías y en Chile no es la excepción. Sin embargo, muchas veces se encuentran con problemas de solvencia, debido a que los pagos son diferidos por plazos extensos que pocas veces pueden aguantar.

Por eso, este año se ha promulgado una ley que regula el pago de facturas a 30 días, la cual en poco tiempo entrará en vigor. Con esta normativa, las contraprestaciones que se retrasen más de los 30 días serán penados con intereses para regular la morosidad. Además, se deberán emitir facturas electrónicas para el proceso de cobranza, y, en ese sentido, Factorclick propone diversas herramientas para facilitar el camino. 

Proceso de pago en 30 días

La ley de pago de 30 días en Chile tiene en cuenta a todas las empresas (sin importar el tamaño) que generen facturas para hacer el cobro de un producto o servicio. El vendedor o prestador de servicios deberá dejar constancia en la factura original (y en la copia) los siguientes elementos principales.

  1. El precio total del producto o servicio. 
  2. Estado de pago.
  3. Cómo se resolverá lo que queda por pagar.
  4. El plazo para realizar el pago adeudado.

El saldo que se emite en la factura debe ser pagado en 30 días corridos o el deudor se verá obligado a pagar intereses por morosidad. Aunque, las partes (públicas o privadas), en común acuerdo, pueden estipular un plazo mayor para pagar, siempre y cuando esto se formalice de manera escrita y se inscriba en el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. Si no se realiza tal manifestación, se entenderá que las partes están de acuerdo y la transacción deberá realizarse en los 30 días mencionados por la ley. 

¿Qué puede hacer la PyME?

Según la Ley de pago de 30 días en Chile, las PyMES que no reciban el pago en el plazo de 30 días tienen la facultad de realizar una demanda por el monto de los perjuicios que crearon estos atrasos. La demanda la puede realizar el afectado directamente, o hacerse a través de una demanda colectiva. Si se es parte de un gremio, este puede representar al afectado legalmente. Por otra parte, si en la situación morosa está involucrado un órgano del Estado, este responderá con un cargo a sus respectivos presupuestos. 

En suma, la ley de pago a 30 días es un mecanismo que busca evitar la morosidad del pago de facturas para ayudar a las PyMES , lo que supone un gran apoyo para mantener su liquidez. Y como la disposición de capital es un elemento vital para seguir progresando, en Factorclick se proponen diversas acciones para mantener el flujo de efectivo. 

Se ofrece evaluación electrónica, y simulación y servicios de factoring online, para el adelanto de cobro de facturas. Esto sirve para que los negocios dispongan del dinero en el momento que más lo necesitan (sueldos, pago a proveedores y costos de operación) sin esperar a la fecha de cobro.

Todo de manera rápida, segura y con la experiencia necesaria para que las PyMES puedan seguir creciendo.