Centro de costos: tu guía para decisiones financieras

centro de costos

Muchos negocios emergentes fracasan por la mala gestión y poca planificación de sus finanzas. Sin embargo, realizando un adecuado control de costos, es posible administrar mejor los recursos, evitando gastos apresurados o imprevistos. Este proceso está en manos de un centro de costos, por lo que, a continuación, hablamos más acerca de este concepto y la importancia que tiene en las distintas áreas del negocio.

¿Qué es un centro de costos?

Un centro de costos es la unidad de la empresa que se encarga de identificar los gastos del negocio y ajustarlos a un presupuesto general. Gracias a esta gestión, podemos conocer el origen de cada uno y tomar mejores decisiones financieras. Podemos detectar gastos innecesarios, evaluar el desempeño de los equipos de trabajo, monitorear los proyectos e incluso ver la posibilidad de conseguir un proveedor más económico. 

En tiempos de incertidumbre, es fundamental contar con un área que evalúe los costos para replantear los objetivos de la empresa en función de sus ingresos y egresos. En caso de que, por ejemplo, la empresa haya sufrido pérdidas significativas y quiera reestructurarse, hay que saber en qué disminuir los gastos para tomar acción y dividir correctamente el dinero disponible.

¿Cómo se clasifican los centros de costos?

Los centro de costos puede dividirse en dos categorías: principales, que intervienen directamente en la fabricación de la mercancía, y los auxiliares, que consideran los costos indirectos, como los destinados al sistema de seguridad. No obstante, también podemos clasificarlos de la siguiente manera:  

  • Administrativos. Para evaluar aquello relacionado con la gestión de la empresa, por ejemplo, gastos en la gerencia general, financiera, de recursos humanos, entre otras.
  • Ventas. Aquí se identifican los costos para generar ventas como la inversión en un plan de marketing y publicidad.
  • Servicios. Tienen que ver con costos dirigidos a las áreas de mantenimiento, almacenes o de sistemas. Esto se hace con el fin de garantizar que todos los procesos sean óptimos.
  • Producción. En esta área los recursos se destinan a la compra de materias primas y a la producción de la mercancía final, gracias a las labores de las plantas procesamiento, equipo de etiquetado y embalaje, entre otros.

¿Por qué es importante un centro de costos en la empresa?

  • Permite ajustar los gastos a las actividades de cada área de la compañía y así administrar mejor nuestro dinero.
  • Brinda información útil para corregir desviaciones y garantizar el éxito empresarial.
  • Ayuda a evaluar la rentabilidad de los productos o servicios.
  • Aumenta las probabilidades de obtener financiamiento, pues tenemos un óptimo control de ingresos y egresos.
  • Permite priorizar actividades de valor, mientras ellos se encargan de la recolección y análisis de la información.
  • Entrega información actualizada y anticipada de los gastos de producción.
  • Facilita la elaboración de presupuestos.
  • Maximiza la productividad, ya que ayudan a eliminar los productos no rentables y actividades que consumen recursos sin aportar ningún valor.

Para que todo funcione de manera correcta en el centro de costos, debemos tener en cuenta algunos aspectos necesarios:

  • Incorporar un software a la medida para organizar y procesar todos los datos obtenidos de la empresa.
  • Realizar reportes periódicos de cada área para saber qué optimizar e identificar cuándo es necesario un cambio.
  • Establecer políticas de gestión de costes y elaborar un plan de cuentas.
  • Establecer indicadores y fuentes de verificación para el monitoreo de costos en los proyectos.

En conclusión, un centro de costos influye en todas las áreas de nuestro negocio. Por eso, debemos garantizar una buena gestión para lograr los objetivos financieros trazados.