6 puntos claves de la nueva Ley de pago a 30 días

Con el objetivo de entregar mayor seguridad a las pymes, la “Ley de pago a 30 días” busca eliminar prácticas injustas en el ámbito comercial. Esta pretende, entre otras cosas, otorgar una mayor liquidez a las pequeñas y medianas empresas para que tengan una mejor capacidad de acción y sobrevivencia dentro del mercado, ya que según el mandatario Sebastián Piñera,  “muchos pequeños y medianos empresarios dedican buena parte de su tiempo a cobrar sus facturas, en vez de estar innovando y produciendo”.

A continuación, los aspectos más relevantes de la nueva normativa:

Nueva Ley de pago a 30 días y sus puntos clave 

 1. El pago deberá ser en 30 días

Este plazo empezará a correr para todos los sectores desde el mes 25 de publicada la ley en el Diario Oficial. Con el fin de lograr una mejor adaptación por parte de las empresas, se dará un límite de 60 días en los dos primeros años. Importante: las excepciones serán posibles, siempre y cuando exista un acuerdo por escrito entre las partes involucradas. 

2. La posibilidad de intereses

Aparte de los intereses que genere la deuda, se implementará el pago de una comisión fija por tema de recuperación de pagos, el cual corresponderá al 1% del saldo insoluto de la deuda original. Ahora bien, la deuda a proveedores se considerará como deuda financiera.  

3. Un mayor plazo al sector público

Si bien el plazo también será de 30 días para organismos del Estado, este podrá ser de 60 días en los casos de licitaciones y contratos. 

4. Eliminar la competencia desleal

Se sancionará el incumplimiento regular de los pagos de facturas como «competencia desleal, el cual genera un desbalance en las relaciones comerciales entre pymes y/o grandes empresas.

5. Regirá una guía de despacho electrónica

A partir de un año de publicada la ley en el Diario Oficial, se implementará una factura electrónica para combatir el «bicicleteo».

6. El plazo de entrada en vigor de la ley

La ley entrará en vigencia a partir del cuarto mes de su publicación en el Diario Oficial. En el caso del sector público, será en el plazo de un año desde la publicación. Por último, para las municipalidades y el sector de salud, esta entrará en vigencia a partir del mes 29 de su publicación. 

En resumen, la nueva Ley de pago a 30 días va en búsqueda de la fiscalización de las prácticas desleales que limitan el pago de servicios o insumos entre pymes y/o grandes empresas. Sin embargo, se deben tener en cuenta los plazos de la ley para cada sector, con el fin de acomodar las estrategias comerciales y buscar la oportunidad que más se acomode a las necesidades de cada organización.

Es así como la nueva normativa busca otorgar un mayor empoderamiento a las pymes, las cuales concentran más del 50% del total de empresas chilenas. Por ende, su fortalecimiento tendrá como efecto un mercado nacional más sólido y con mayores oportunidades.