6 claves para gestionar un negocio correctamente

gestionar un negocio

Muchos son los factores que pueden llevar a una pyme a la quiebra: no tener una adecuada planificación de gastos, plazos extensos de pago de facturas, crisis económica en el país, nulas evaluaciones operativas y más. Sin embargo, aquellos relacionados con procesos internos los podemos evitar fácilmente, realizando una adecuada gestión del negocio. Por ello, hoy conoceremos 6 claves que como emprendedores necesitamos considerar, si queremos mantener nuestra empresa a flote. 

¿Cómo gestionar un negocio correctamente?

1. Elaborar un plan de negocios

Muchas veces nos aventuramos a emprender porque tenemos buen conocimiento del producto o servicio que ofrecemos y del mercado existente, pero no siempre nos damos a la tarea de crear un plan de negocios que permita tener un panorama realista de la viabilidad de la empresa. Además, es importante elaborarlo o actualizarlo, adaptándolo a las necesidades actuales, para saber hacia dónde nos dirigimos y las acciones implementadas a corto, mediano y largo plazo.

2. Tener suficiente recurso humano

Cuando iniciamos un pequeño negocio, es común pensar que podemos cubrir todas las áreas que lo conforman. Sin embargo, en el camino nos damos cuenta de que no podemos abarcarlo todo o terminamos por descuidar algunos aspectos que podrían comprometer nuestro crecimiento. Es necesario aprender a delegar y contratar ayuda extra para hacer más eficientes los procesos y asegurar la calidad en cada tarea. Nuestros proveedores y clientes, notarán la diferencia.  

3. Cuidar el marketing y las ventas 

Todo negocio se mantiene vivo gracias a las ventas y teniendo un flujo de caja positivo, es decir, que los ingresos sean mayores a los gastos que se generan. ¿Cómo logramos aumentar las ventas? Dando a conocer nuestra marca, y esto solamente es posible a través de un buen manejo del marketing. Gracias a la tecnología digital, las pequeñas empresas pueden darse a conocer sin la necesidad de una inversión cuantiosa, así como llegar a un público amplio y personalizado. Así que lo mejor es mantenerse al día con las tendencias, crear estrategias en diversos canales y ofrecer un servicio oportuno al cliente. 

4. Mantener las finanzas ordenadas

Es básico mantener al día todos los datos financieros de nuestro negocio, llevar un control de la contabilidad y cumplir con nuestras obligaciones fiscales. Tal vez suene complicado, pero muchas de estas tareas pueden simplificarse gracias a la tecnología a través de un software financiero. Asimismo, parte de unas finanzas sanas es contar con un fondo de reserva para enfrentar el tan temido “Valle de la muerte”, ya que puede salvarnos en épocas adversas. 

5. Realizar un presupuesto anual

Una vez que logramos tener toda la información financiera bajo control, es sencillo sacar un presupuesto anual de ingresos y egresos. Esto nos permitirá fijar objetivos y tomar mejores decisiones para gestionar nuestro negocio. Si notamos que ha habido un aumento en las ganancias, sabemos que vamos por buen camino y entonces habrá llegado el momento de crecer. 

6. Optimizar la comunicación 

Una buena comunicación es imprescindible para gestionar un negocio, por pequeño que sea. Tener un plan de comunicación interna ayuda a que las diferentes áreas estén en sintonía y evitar malos entendidos que podrían representar pérdidas. Puede ser tan sencillo como programar reuniones semanales e implementar agendas o calendarios compartidos para que los integrantes de la empresa estén al tanto de cada movimiento.

La comunicación externa es igual de importante y debe ir acorde al plan de marketing para que la empresa proyecte una imagen uniforme ante proveedores y clientes.

Tomando en cuenta estas acciones, será más fácil que nuestro negocio se mantenga estable y prospere con el tiempo. Además, hay que buscar alternativas de financiamiento que nos ofrezcan soluciones rápidas y seguras, sin necesidad de adquirir nuevas deudas.