3 fuentes de financiamiento según la etapa de tu empresa

3 fuentes de financiamiento según la etapa de tu empresa

El éxito de cualquier empresa está relacionado con su Plan de Negocio. Es ahí en donde se fijan los objetivos y las estrategias que guiarán el rumbo de la organización. Uno de los aspectos que se definen dentro de él son las opciones de financiamiento, lo cual es indispensable para saber con qué recursos contamos y llevar a cabo nuestros proyectos.

Esta vez compartimos cuáles son algunas de las fuentes de financiamiento a las cuales es posible acceder, basándonos en las etapas de crecimiento de nuestra empresa.

3 fuentes de financiamiento según la etapa de tu empresa

1. Existencia empresarial: incubadoras estatales o privados

Es aquí donde inicia el despegue de nuestro negocio, por tanto, las prioridades se enfocan en conseguir nuestros primeros contratos con proveedores o productores comerciales, en adquirir las herramientas y tecnologías necesarias para nuestras operaciones, y en captar a nuestros primeros clientes.

Para esto, las opciones más recurrentes son los programas estatales o privados que apoyan a emprendedores, como Capital Semilla, el Programa Yo Emprendo, Capital Abeja, entre otros. La mayoría, además de ofrecer el apoyo económico, también entregan asesorías y talleres para impulsar los emprendimientos, y nos ayudan a crear nuestro Plan de Negocio.

2. Supervivencia de la empresa: factoring y ordering

En esta etapa es cuando el negocio comienza a desarrollarse. Lo más probable es que ya esté operando en su totalidad, por lo que ahora el interés va dirigido hacia colocarnos en el mercado y mantener un flujo de efectivo constante para sacar el negocio a flote.

Acá se busca financiar los gastos operacionales y saldar otros compromisos como el pago de sueldos y de servicios fijos (luz, renta, Internet, teléfono, etc.), por lo que las mejores opciones son el factoring y ordering.

Factoring

Nuestras facturas por cobrar -documento que detalla el producto o servicio adquirido por el cliente, y el precio que va a pagar por él- son cedidos o transferidos a una empresa de factoraje. Dicha empresa nos paga el valor de la factura, es decir, nos adelanta el dinero que originalmente el cliente debería saldar, y así nosotros contamos con ese dinero a la brevedad. Por el servicio, solo se aplica un porcentaje al monto de la factura, por lo que sin duda obtenemos gran parte del valor total.

Una vez que llega la fecha de vencimiento de la factura, la empresa de factoraje se hace responsable del cobro al cliente para recuperar su dinero. Esta alternativa de financiamiento es útil cuando los plazos de pago de las facturas son largos y necesitamos contar con dinero para liquidar gastos de la empresa.

Ordering

Acá, obtenemos dinero a través de nuestras órdenes de compra. Si un cliente nos hizo un pedido grande de productos, y necesitamos dinero para pagarle al proveedor, entonces podemos pedir financiamiento a la empresa de ordering. Ellos nos dan un porcentaje del monto de la orden de compra, cobrando un interés, y con eso liquidamos el pago de la producción. Posteriormente, cuando el cliente ha recibido sus productos o servicios, es momento de devolver el dinero a la empresa de ordering. Esto puede hacerse por medio del factoring o con dinero propio.

3. Éxito y escalamiento de la empresa: créditos bancarios y crowdfunding

En este punto, la empresa ya es rentable y autosostenible, por lo que es momento de iniciar su expansión. Aquí se busca invertir en una mayor automatización de procesos y en el fortalecimiento de ciertos equipos, como marketing  y ventas. Por tanto, fuentes de financiamiento como un crédito bancario o el crowdfunding son una alternativa.

El primero requiere demostrar ante la institución bancaria que tenemos un negocio sólido. Para ello solicitan estados financieros, historial crediticio, pago de seguros, entre otros documentos. En caso de ser aprobado, la deuda incorpora una tasa de interés (por el préstamo del dinero), que deberá saldarse junto con el crédito otorgado, en un plazo de varios años.

Por otro lado, el crowdfunding hace referencia a aquellas plataformas donde varios inversores ponen su dinero en proyectos, con el fin de impulsar su crecimiento. Aquí el financiamiento puede ser por medio de donaciones o con la entrega de acciones, para que los inversores participen en todo el proyecto.

Como vemos, son varias las fuentes de financiamiento disponibles según la etapa del negocio, no obstante, el factoring y el ordering son una opción eficaz si lo que necesitamos es dinero en poco tiempo y sin generar endeudamientos como en caso de los créditos o préstamos bancarios.